INVESTIGACIÓN PARA LA APERTURA DE NUEVOS MERCADOS

El objetivo de un estudio de investigación de mercados dentro de la apertura de nuevos negocios, es demostrar la viabilidad comercial del proyecto. Para este objetivo es necesario determinar el target o grupo objetivo, delimitar el mercado potencial de compradores o usuarios, agrupar el mercado en grupos o segmentos con un perfil especifico al cual se quiere llegar, dividir estos segmentos en subgrupos menores a los cuales se les determina como nichos. Al seleccionar los nichos en los que se centrará la atención de ventas y dejar  calculado la demanda potencial y de ventas a las que se quiere llegar, se analizarán los motivos y comportamientos de compra de los clientes junto con sus necesidades. Y ya por último, se incluirá una valoración referente a la evolución futura que se espera del mercado al cuál se escogió para realizar el estudio.

El análisis  de mercados es una técnica de investigación muy eficiente y que pocas empresas toman la decisión de aplicar para sus nuevos proyectos, pero un dato interesante para aportar es que la mayoría de las grandes multinacionales contratan a firmas investigadoras de mercados expertas, para realizar estos estudios antes de lanzar al mercado cualquier producto o servicio nuevo. Todo con el fin de minimizar el riesgo de su inversión.

En sí, el análisis de mercado se basa en la recolección de datos fundamentales sobre clientes, competidores, y el mercado en el que se quiere desarrollar, en general es sobre el ámbito que servirá de plataforma para su posterior comercialización. El análisis de estos datos y otra información como las tendencias dentro del mercado, el posicionamiento de la empresa y del producto, el buen nombre de la compañía, etc., serán los puntos a evaluar para poder tomar decisiones de importancia en cuanto a aspectos de inversión, venta y distribución.

Como vemos, la recolección de datos ayuda a la correcta toma de decisiones, ayuda al acierto de cuánto se debe invertir en un producto y cuál es el mejor sitio para su comercialización. Además, el estudio de mercado y su análisis, también se puede llevar a cabo durante el ciclo de vida del producto, así el productor puede manejar una línea de tendencia que le permite detectar a tiempo bajas de ventas y agilizar los planes de acción.

En resumen, los estudios de mercados puede ser la diferencia entre lanzar un producto con éxito o un producto desastre, perdiendo así  una gran cantidad de dinero.  Es por ello que es preferible realizar un plan de investigación que le permita a la compañía conocer los movimientos del mercado y tendencias de los clientes, para así obtener el mejor panorama y no arriesgar su capital.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *