POSICIONAMIENTO DE MARCA

El posicionamiento es el lugar que ocupa una marca o que se quiere llegar a ocupar en la mente del consumidor, está claro que toda organización quiere llegar a tener un lugar importante y generar pensamientos positivos en los clientes, también es la percepción que se tiene sobre el producto o servicio y el propósito de esto es que ellos se sientan identificados con la marca.

El plan de Marketing tiene mucho que ver en el posicionamiento, pues cuando es eficaz se logrará que genere recordación y así ser la primera opción de compra en la mente de los consumidores.

Existen unos pasos para lograr el posicionamiento, uno es tener bien segmentado el grupo objetivo para así poder llegar a personas con necesidades semejantes, pues en verdad no se trata de llegar a un sinfín de personas si no se tiene claro el objetivo o la necesidad a cubrir. Después de todo este proceso se debe estudiar el posicionamiento de la competencia, para así poder entrar en el mercado sin inconvenientes y con la fuerza suficiente para hacer que el producto o servicio ofrecido llegue a generar las ventas estimadas. Ya por último se debe probar el posicionamiento con el cliente, haciendo sesiones de grupo o realizando estudios cualitativos y cuantitativos que definirán el concepto a establecer en la mente de los consumidores.

Los estudios cualitativos consisten en entrevistas a profundidad, grupos focales y estudios etnográficos, en ellos se hace énfasis a los conocimientos del cliente sobre la marca y lo que no tiene presente, qué otras marcas parecidas conocen y que tanto saben de ellas, qué percepción se tiene sobre las marcas y qué los lleva a utilizar el producto o servicio. Todo esto se lleva a cabo para poder definir dos objetivos, el primero identificar el mercado y definir las posibilidades de posicionamiento, después de los cualitativos vienen los cuantitativos que hacen referencia a las cifras, también se corroboran las hipótesis que arrojaron las investigaciones cualitativas.

Un paso importante para seguir con un buen posicionamiento es incorporar en la publicidad los atributos más importantes del producto o servicio para así resaltar los beneficios que posee y a través de ellos poder ser asociados con la marca por los consumidores.

Algo que se debe evitar a toda costa es que los consumidores tengan una idea errada del producto, esto quiere decir que no se está llevando a cabo bien la comunicación, también se debe prevenir que el producto caiga en un posicionamiento confuso, esto quiere decir que se dicen muchas cosas del producto lo que termina cambiando muy frecuentemente el posicionamiento, y sobre todo la percepción general del consumidor sobre el producto.

 

El posicionamiento maneja varias divisiones las cuales son Posicionamiento por beneficio o por atributo el cual consiste en que el producto llega a una muy buena ubicación como líder por algún beneficio que la competencia no tiene. El Posicionamiento por calidad o precio se da cuando el producto ofrece el mejor valor a nivel de esa categoría. El Posicionamiento por competidor, es cuando el producto es mejor en varios sentidos a comparación de la competencia, también se encuentra el Posicionamiento por uso que como lo dice su nombre lo indica, logra dicho lugar por los usos que se le pueden dar. Por último encontramos el Posicionamiento por categoría de producto que es cuando el producto es el líder en su categoría.

 

Por último el posicionamiento se debe notificar a través de mensajes simples que lleguen a la mente del consumidor y generen algún tipo de recordación de la marca.

No Responses

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *